La onicomicosis o tiña de las uñas es una infección superficial en las uñas, que alteran el aspecto de las uñas en su color y grosor. Se pueden ver afectadas tanto a las uñas de las manos como las de los pies.

Existen tres tipos de hongos que pueden habitar en las uñas; levaduras (principalmente Cándida albicans), mohos no dermatofitos, dermatofitos (principalmente de los géneros Trichophyton y Microsporum).

La onicomicosis es la patología más frecuente que afecta las uñas en la población general.

El diagnóstico de laboratorio mediante examen directo de la uña y la realización de cultivo es indispensable para hacer un diagnóstico diferencial de otras patologías de uña como, la psoriasis o el liquen.

El tratamiento de las onicomicosis suele ser prolongado y con resultados poco alentadores cuando empleamos métodos convencionales con agentes tópicos o sistémicos con riesgo de daño hepático para el paciente.

Existen otras técnicas de última generación para tratar la onicomicosis. Estas técnicas se basan en la luz laser con longitudes de onda muy específica.

La técnica consiste en la penetración de una longitud de onda de 1064 nm del Neodimio-Yag, atravesando la placa ungueal (uña) a unos 3-5mm de profundidad, logrando un calentamiento de 60ºC sobre el tejido infectado, coagulando y desnaturalizando las proteínas del hongo, que conlleva a la destrucción del hongo y sus esporas.

Las sesiones se hacen cada 15 días, con un mínimo de 6 sesiones, se pueden requerir más sesiones.

Es un método no invasivo, selectivo sobre el tejido infectado, no requiere de anestesia e incorporación a la vida cotidiana de forma inmediata.

ONICOMICOSIS

Candidiasis crónica

La candidiasis genital aparece en mucosas no queratinizadas de la vulva, vagina y surco prepucial del pene.

Habitualmente la proliferación del hongo se debe a la Candida del propio individuo. Más del 20% de las mujeres normales tienen colonización vaginal por Candida. La Candida albicans representa el 80-90% de los hongos genitales.

El 75% de las mujeres experimentan por lo menos un episodio de candidiasis vaginal durante su vida. Es frecuente la asociación entre candidiasis vaginal y de la vulva.

Existen factores de riesgo como la Diabetes, HIV/ SIDA, embarazos, vida sexualmente activa o inactiva, ancianas, adolescentes, hombres no circuncidados.

Los síntomas suelen ser de inicio brusco, habitualmente previo a la menstruación y se caracterizan por picor, secreción vaginal blanca como leche cuajada, ardor, dolor en las relaciones sexuales, molestias para orinar.

Existen varias terapias de uso tópico para tratar la candidiasis genital (óvulos y cremas) y por vía oral. En un 5% de las mujeres, la candidiasis se convierte en recurrente o crónica, la causa es desconocida y la mayoría de las mujeres no tienen factores predisponentes.

En este caso se hace difícil eliminar las colonizaciones de hongos con tratamientos convencionales; la mucosa vaginal y de los genitales externos sufre cambios degenerativos atróficos, la vulva se torna color violácea y la mucosa vaginal se hace brillante seca y fina. La lubricación se reduce pudiendo provocar dolor o disconfort durante el coito, la vagina se hace más ácida y con ello aumenta la incidencia de infecciones urinarias.

La terapia laser nos ayuda a mejorar los cambios degenerativos provocados por la infección recurrente o crónica por hongos así como la vaginitis atróficas con todo su abanico de síntomas. La técnica se basa en la emisión de calor para crear nuevos vasos sanguíneos, mejorar el espesor del epitelio vaginal, estimular la síntesis de colágeno y elastina, incrementar la actividad metabólica celular y liberación de citoquinas (factores de crecimiento).

Es un tratamiento no invasivo, controlado, sin efectos adversos, sin sangrado, no requiere de anestesia e incorporación a la vida cotidiana una vez terminado el procedimiento. Las sesiones se hacen cada tres semanas y se requieren de dos a tres sesiones. Todos estos tratamientos correctivos no invasivos requieren de sesiones de mantenimiento.

Moluscum Contagioso

El molusco contagioso o molluscum contagiosum, es una enfermedad viral de la piel a nivel epidérmico autolimitada. La fuente más común de contaminación es la piel de persona-persona, autoinoculación, pelo y ropas.

Es un virus que tiene preferencia por la piel y raramente por las mucosas. En los niños suele trasmitirse por objetos, juguetes o sustancias capaces de transportar organismos infecciosos tales como bacterias, virus, hongos o parásitos desde un individuo a otro, mientras que en los adultos el contagio es por malos hábitos, al tener las manos contaminadas con el virus.

Se caracteriza por la aparición de pápulas o bultos de color rosa, de unos 5 milímetros dispersas en la piel. El tratamiento es opcional por ser un virus con vida autolimitada, pero por el riesgo de contagiosidad a otras personas y de autoinoculación recomendamos su tratamiento.

Existen diversas técnicas de tratamiento: curetaje, criocirugía, electrocoagulación, uso tópico de podofilina, y productos naturales y tratamiento laser.
La técnica de luz laser con CO2 y Erbium Yag son las más utilizadas por su eficacia, vaporizando el tejido lesionado desde las capas más superficiales hasta la raíz de la lesión, minimizando recurrencias y recidivas.

El laser Erbium-Yag ofrece ventajas por ser un método no invasivo, no requiere anestesia, con bajo riesgo de dejar manchas en la piel o cicatrices, con un periodo de recuperación rápido e incorporación inmediata a la vida cotidiana.

MOLUSCUM CONTAGIOSO

VERRUGAS VULGARES

Las verrugas son lesiones de la piel de forma y color variable, producidas por el virus del papiloma humano (VPH), su presencia es la expresión del virus a través de la piel. El virus puede ser autolimitado por lo que algunas verrugas desaparecen de forma espontánea.

Generalmente son lesiones pequeñas, rugosas, duras, indoloras, exuberantes, color amarillo, gris o marrón y pueden formar grupos. Aparecen a cualquier edad más frecuente en niños y adultos jóvenes y se localizan en cualquier parte del cuerpo (manos, dedos, cuello, lecho de las uñas).

Existen diversas técnicas de tratamiento: resección quirúrgica, criocirugía, electrocoagulación, uso tópico de ácido tricloroacetico y tratamiento laser.

La técnica de luz laser con CO2 y Erbium Yag son las más utilizadas por su eficacia, vaporizando el tejido lesionado desde las capas más superficiales hasta la raíz de la lesión, minimizando recurrencias y recidivas.

El laser Erbium-Yag ofrece ventajas por ser un método no invasivo, no requiere anestesia, con bajo riesgo de dejar manchas en la piel y cicatrices, sin sangrado, con un periodo de recuperación rápido e incorporación inmediata a la vida cotidiana.

VERRUGAS PLANTARES

Las verrugas plantares (verruca pedis) son causadas por el virus de papiloma humano (VPH) su presencia es la expresión del virus a través de la piel. El virus puede ser autolimitado por lo que algunas verrugas desaparecen de forma espontánea. Se transmiten comúnmente en baños y piscinas públicas, zapatos compartidos, teclados de ordenadores, etcétera. Son lesiones pequeñas que aparecen en las plantas de los pies, palma de las manos, dedos de pies y manos. Su aspecto es de coliflor.

Cuando crecen en los puntos de apoyo están cubiertas por una capa de piel dura compacta hundida y dolorosa por la presión al deambular. Las verrugas plantares suelen crecer hacia adentro de la piel, con un núcleo rico en vascularización lo que hace difícil su eliminación, y facilita su reproducción y expansión a tejidos vecinos. Se diseminan con facilidad siendo altamente contagiosas.

Cuando crecen en dedos y palma de las manos suelen ser blandas y forman placas contiguas.

Existen diversas técnicas para tratar las verrugas plantares: extirpación quirúrgica, criocirugía, electrocirugía, ácido tricloacético, y técnicas de laser.

Al tratarse de verrugas que crecen hacia adentro con un núcleo profundo rico en vascularización, deben ser tratar con técnicas de láser de longitudes de ondas específicas y de alta precisión, que nos permite tratar la verruga en su propio núcleo coagulando los vasos sanguíneos que le dan vida, bloqueando la sangre que la nutre. Pasado unos días la verruga muere por desnutrición y cae por sí sola.

La eliminación de verrugas con Neodimio Yag 1064nm, elimina la verruga por coagulación, es un método no invasivo, se aplica anestesia en crema tópica, no suele dejar cicatrices, se requieren varias sesiones. Es el método más eficaz disminuyendo las recurrencias y recidivas de la verruga.

VERRUGAS PLANTARES

VERRUGAS GENITALES

Los condilomas o papilomas son causados por el virus del papiloma humano (HPV); este es un virus de contacto ya sea genital, cutáneo o sexo oral. Se considera la infección de transmisión sexual más común (ITS) en todo el mundo.

La infección persistente de HPV es el principal factor de riesgo para el desarrollo de cáncer. Más de 40 tipos de HPV infectan el tracto genital, de los cuales aproximadamente 15 están relacionadas con el desarrollo de cáncer de cuello uterino invasivo.

El cáncer de cuello uterino está entre las 10 primeras causas de enfermedad maligna en la mujer.

Su mecanismo de trasmisión no está claro hasta la fecha, ya que pueden ser las verrugas en mecanismo de trasmisión o la presencia del virus en sangre, siendo difícil identificar el momento en que se adquiere la enfermedad y quien nos ha contagiado.

El virus de papiloma humano (HPV) se expresa con la presencia de pequeñas verrugas que aparecen en los genitales externos, recto, pubis, uretra, vagina y cuello uterino; estos pueden ser planos o acuminados, de diferentes colores, rosa, marrón, blancos, grises. Su presencia puede dar sintomatología escozor, picor, sangrado por el roce e incluso dolor.

Existen varios tratamientos para eliminar los condilomas o papilomas (imiquimod crema, podofilina, crioterapia, electrocogulación, interferones intralesional, laser) estas terapias se pueden combinar entre sí con el objetivo de mejorar las recidivas y recurrencias de la expresión del virus en la piel o las mucosas.

Cabe aclarar que estos tratamientos se limitan a la eliminación de los condilomas o papilomas, pero el virus continúa presente dependiendo su eliminación, de la inmunidad de cada individuo.

El tratamiento con laser esta dentro de la gama de tratamiento que podemos ofrecer, con la ventaja que nos permite actuar con precisión vaporizando el tejido verrucoso, eliminando la verruga desde su núcleo.

Dada esta técnica de alta precisión disminuyen las recurrencias y recidivas de las verrugas. No hay sangrado durante el tratamiento, solo requiere de anestesia tópica en crema y es un método no invasivo, con incorporación inmediata a la vida cotidiana.