ELIMINAR RONQUIDO

CON UNA NOVEDOSA TÉCNICA DE LUZ LÁSER TRATAMOS EL FENÓMENO ACÚSTICO DEL RONQUIDO RECUPERANDO TU CALIDAD DE VIDA Y CONVIVENCIA

eliminar ronquido

El ronquido es un fenómeno acústico que tiene lugar durante el sueño, como consecuencia de una resistencia al flujo aéreo en la vía respiratoria superior.

Existen diversos factores que condicionan la aparición del ronquido y la apnea del sueño, como la obesidad, alteraciones en la morfología cráneo facial, lengua grande, cuello corto y grueso, alteraciones en paladar blando de tipo hipertróficas, laxitud de las paredes faríngeas, cenas copiosas, alcohol, tabaquismo, sedentarismo, estrés, obstrucción nasal, dormir boca arriba y respirar por la boca.

Cuando hablamos de ronquido, es simplemente unas molestias que pueden influir en la convivencia. Por el contrario, la apnea del sueño puede tener consecuencias graves, debido a que baja la concentración de oxígeno durante el sueño.

Generalmente el ronquido y la apnea del sueño van unidos. Durante décadas la única manera de tratar la apnea del sueño y los ronquidos ha sido con métodos quirúrgicos agresivos (extirpación del velo del paladar, la campanilla o las amígdalas) con anestesia general y postoperatorio doloroso.

Con un índice inmediato de mejoría de un 94%, estos pacientes dejan de roncar, pero al cabo de un año el índice de mejoría se reduce a un 35%. Ninguna de las técnicas quirúrgicas utilizadas hasta ahora ha sido eficaz 100% por lo que muchas de ellas se han dejado de utilizar.

Hoy día, contamos con procedimientos no quirúrgicos para tratar el ronquido, mediante una novedosa técnica de luz laser la cual consiste en actuar de forma segura y precisa sobre los tejidos laxos que vibran y se colapsan durante la respiración mientras dormimos.

Con el laser logramos aumento en la producción de colágeno, tensado y retracción de las estructuras que conforman el paladar blando y paredes faríngeas; al darle consistencia a estos tejidos, dejan de vibrar y no se colapsan, mejorando el fenómeno acústico del ronquido.

Es un método no invasivo, no requiere de anestesia, se realiza en consulta, no es doloroso, es inocuo, es selectiva sobre el tejido que queremos actuar respetando el tejido vecino. Recuperación inmediata e incorporación rápida a la vida cotidiana.

Se requieren como mínimo 5 sesiones, las cuales se realizan cada 21 días. Esta técnica correctiva requiere de recordatorio, dos sesiones por año. La inocuidad de la técnica facilita que lo podamos realizar cada vez que sea necesario.