LESIONES VASCULARES

LAS TÉCNICAS DE LUZ LASER ES EL MÉTODO DE PREFERENCIA PARA TRATAR LESIONES VASCULARES DE FORMA PRECISA Y SEGURA, SIN QUE QUEDEN CICATRICES Y CON UNA RÁPIDA RECUPERACIÓN

La mala circulación puede desencadenar la aparición de lesiones vasculares en miembros inferiores tipo varices o micro-varices, éstas se caracterizan por la incapacidad de establecer un retorno eficaz de la sangre al corazón; siendo más frecuente en las mujeres que en los hombres.

La presencia de varices puede ser atribuida a factores genéticos, falta de actividad física, edad, largas jornadas laborales de pie, cambios hormonales durante el embarazo, número de gestaciones, hábitos tóxicos, etc.

En ocasiones las varices dejan de ser un problema meramente estético para ser un problema de salud dada la relación que éstas guardan con el sistema cardiovascular, lo que hace indispensable conocer la causa que las originó.

Según criterio médico previo al tratamiento de las varices se solicita un Eco-Doppler para determinar el estado del sistema vascular.

Existen diferentes técnicas para tratar las lesiones vasculares mediante el uso exclusivo del laser o esclerosis química.

En el caso de las varices la técnica de luz laser percutáneo es muy selectiva sobre el vaso que vamos a tratar, lo que la hace una técnica segura y eficaz, no invasiva y con una rápida recuperación.

Existen otras las lesiones vasculares benignas que pueden aparecen en cualquier parte del cuerpo en ambos sexos y también pueden ser tratadas con técnicas de luz laser: Punto rubí, Rosácea, Rinofima, Hemangiomas y Angiomas.

LESIONES VASCULARES